POMPONES PARA TODOS

Hoy me he levantado de mala hostia al enterarme de que el Gobierno Vasco ha decidido multar a los clubes de baloncesto que no cuenten con algún miembro masculino en su equipo de cheerleaders. Es decir, que  o meten a chicos en el equipo o se acabó el bailar (aquí la norma de la paridad parece ser que no se tiene en cuenta), independientemente de su valía y su experiencia.


Curiosamente en Bilbao la llegada de la carta gubernamental ha coincidido con la entrada al equipo de cheerleaders de dos miembros masculinos. Según JJ Davalillo, presidente de la entidad, ha sido todo una casualidad ya que desde el club se llevaba tiempo pensando en integrar a los chicos en la estructura del cuerpo de animadoras. Por su parte, el GBC Lagun Aro donostiarra también se ha dado prisa en meter a otro muchacho. En el caso del Caja Laboral hasta enero no podrán contar con equipo de cheerleaders, así que tienen tiempo para prepararse.

No creo que nadie se pueda quejar ni calificar de discriminatorio el hecho de que en los hospitales la mayor parte del cuerpo de enfermería sean mujeres, ya que en las facultades este género es el mayoritario; y lo mismo pero a la inversa sucede en otras profesiones. La existencia de un ministerio de Igualdad ha demostrado ser una perdida de tiempo y dinero, por ello la decisión de integrarlo en el Ministerio de Sanidad y Política Social, pero ello no ha sido un obstáculo para que se sigan promulgando leyes como esta de la que hablo. Me juego el cuello a que gran parte de las cabezas pensantes del ministerio considerananacrónica e incluso ofensiva la profesión de cheerleader (cosa que no es así) pero, como siempre, la medida adoptada ha sido la más populista.

La profesión de animadora es eminentemente femenina (y no se debe a temas machistas ni discriminatorios, sino simplemente a que tiene más tirón entre las chicas), y además de ello es una profesión no muy extendida y con pocos años de vida este país (sólo tenemos un equipo profesional de cheerleaders, las Dream Cheers). Me vienen a la cabeza algunas dudas: la animación deportiva abarca varios aspectos: las cheerleaders, las mascotas, los que lanzan al público cammisetas y souvenirs, los speakers... y en todo ello siempre ha habido mezcla de chicos y chicas. Pero sin embargo el Gobierno Vasco pone su mirada en un aspecto concreto de la animación como es el baile y las cheerleaders. ¿Por qué? Yo tengo mis ideas al respecto y creo que no se trata precisamente de dar al hombre las mismas oportunidades que a la mujer. 
Me hago una pregunta, o varias: ¿por qué desde el gobierno no se dan ayudas a los hombres maltratados? ¿por qué no se hace algo para integrar a las mujeres en el divertido mundo de la albañilería o la pesca en alta mar? ¿por qué todas las leyes que no favorecen claramente a las mujeres son tachadas de leyes machistas? ¿Por qué me da la sensación de que en esta sociedad ser hombre es una lacra?

Una cosa es segura, el amplio colectivo de cheerleaders masculinos ya puede dormir tranquilo. Una vez más, se ha hecho justicia.
3 Responses
  1. Marcos, aunque no tenga nada que ver con el motivo de tu entrada y esta pregunta parezca más de Salsa Rosa que de putofutbol: de las "Dream Cheers" que aparecen en la segunda foto, la del medio es la novia de Gasol ¿verdad? o estoy equivocado. Gracias por tu atención.
    Ah por cierto,ya que estoy un consejo, nunca te metas con las mujeres que siempre tienen todas las de ganar; un buen día criticas esta noticia en un blog, y la semana que viene te ves en mitad del bernabeu bailando tu sólo.


  2. Mark Says:

    Ander, de la novia de Gasol hay alguna foto en el post que pusimos hace unos meses, es la que va vestida de rosa:

    http://putofutbol.blogspot.com/2010/02/showtime.html

    Me apunto tu consejo, jeje


  3. Yakito Says:

    Tampoco me parece el apocalipsis esta normativa, simplemente me parece una chorrada, otra mas.

    Mira el lado bueno, así podemos ir dando un sitio en la sociedad a todos aquellos descartados del 'Fama a bailar'.