There's only one Keano!

La década de los noventa será recordada en el fútbol inglés por el dominio que ejerció el Manchester United de Sir Alex Ferguson.
Muchos fueron sus logros, el que pasará a la historia seguramente sea el trebol que consiguió en la temporada 98/99 pero estoy seguro de que el momento que todos recordamos de aquel equipo es la liga de campeones que se llevó en un suspiro.

Ese equipo consiguió algo muy importante en cualquier deporte; no solo ganar, sino mantener el bloque durante años. Jugadores como Smeichel, Cantona, Butt, Neville, Giggs, Beckham, Solskjaer, Scholes, Yorke, Cole... destacaron en el Manchester de los noventa, pero por encima de ellos me quedo con un super crack dentro y fuera del campo; Roy Keane. Un futbolista irlandés y pendenciero. ¿Se puede pedir más?

Repasando su vida he podido comprender a qué se debía en momentos su actitud. La verdad es que la vida de Roy Keane, 'Keano' como lo conocen los hinchas de Old Trafford, nunca fue fácil. Nacido en el seno de una familia humilde siempre ha sabido lo que es el esfuerzo y lo que cuesta a veces conseguir las cosas ya que sus padres no siempre pudieron darle todo lo que hubieran deseado.

Curiosamente el deporte preferido de la infancia de Roy no era el fútbol, sino el boxeo, deporte que se le daba bastante bien y que practicó durante un tiempo en categorias junior. Pero sus padres quisieron encauzar su vida hacia el fútbol ya que a algún hermano y algún primo suyo se le daba bastante bien.

Así que tras un tiempo jugando en categorías inferiores y siendo rechazado en diversas pruebas por su estatura (1,78 tampoco es ninguna enanez) un entrenador de caracter decide darle una oportunidad para jugar en el Nottingham Forest. Hablamos del magnífico Brian Clough, que termina de forjar su personalidad y del que Roy Keane siempre habla maravillas a pesar de que su relación tuvo sus altibajos.
En un partido de la FA cup ante el Crystal Palace un jóven Keane regaló por error un gol a su rival. Debido a ese gol su equipo cayó eliminado. Cuando llegaron a los vestuarios Brian Clough, lleno de rabia le dio un puñetazo en la cara acabando con sus huesos en el suelo. Aun así Keane aprecia a su ex entrenador y siempre admitió comprender la presión a la que someten a los entrenadores, reconociendo que no le guarda ningún tipo de rencor.
'El consejo de Brian Clough antes de la mayoría de los partidos era: 'La coges y la pasas a otro jugador de camiseta roja' Eso es lo que he intentado hacer en el Forest y el United - moverme y pasar - y he hecho carrera de ello.'

A pesar de todo, en el Nottingham Forest Keane es nombrado mejor centrocampista de su generación, despertando el interés de los clubes más poderosos de la premier y recalando al de poco en el Manchester de Sir Alex Ferguson, otro entrenador con las ideas claras, mala leche y sobre todo un gran instinto a la hora de descubrir jóvenes promesas.
Con Keane estaba fácil acertar, lo que ni el mismo esperaba es que le diera un resultado tan magnífico dentro del terreno de juego y no por las excelentes temporadas realizadas, sino por su caracter y su sacrifio.

Se dice de Keane que es de esos jugadores que prefieres tener en tu bando antes que en el contrario, pero la verdad es que no le temblaba el pulso si jugabas con él y te tenía que echar la bronca delante de tu público.
Quizá fue por ese comportamiento por lo que Ferguson siempre dijo que él era una extensión de si mismo dentro del campo y es por eso que su hinchada a pesar de algún desacuerdo siempre le trató como uno de los más queridos del equipo. Alguien que sentaba cátedra al jugar y al hablar.


'Fuera de casa nuestra hinchada es fantástica, diría que son acérrimos. Pero en casa llevan unas copas de mas, llevan una buena tajada y no se dan cuenta de lo que está pasando en la cancha. No creo que algunos de los que vienen a Old Trafford puedan deletrear 'fútbol', no importa lo comprendo.'

Sus dos momentos más recordados en su paso por Manchester siempre serán el partidazo que se cascó en Turín en las semifinales de liga de campeones, cuando perdiendo 2-0 acabaron remontando el partido, poniendo un 2-3 milagroso.
En ese partido Keano vio la amarilla que le privaba de jugar la final del Camp Nou, así que sin nada que perder se soltó y jugó uno de los mejores partidos que se recuerdan en Champions. Metió el primer gol y estuvo activo durante todo el partido. Ese día como capitán que era, consiguió que todo el equipo jugase para él, creando todas las jugadas y dando todas las órdenes dentro del campo.

'Era el mejor ejemplo de autosuficiencia que he visto en un terreno de juego. Dejándose el alma en cada trozo de cesped, compitiendo como si prefiriera morir de extenuación a perder, inspirando a los que le rodeaban. Creo que era un honor estar asociado con un jugador como él.' Ferguson acerca de Keane.

El otro momento más recordado es la lesión que le produjo a Alf-Inge Haaland, defensa del Manchester City.
En un lance del juego Keano intentó hacerle falta a Haaland con tan mala suerte que fue el propio Keane el que cayó lesionado retorciéndose de dolor en el campo. En ese momento Haaland le espetó haberse quedado haciendo teatro para evitar que el árbitro le sacara amarilla por simular.
El resultado fue claro, Keane se perdió el resto de la temporada por lesión pero Roy no olvida y las palabras de Haaland no cayeron en saco roto.
Tres temporadas después volvieron a cruzarse en un terreno de juego y esta vez Keane acertó al hacer falta. Haaland tuvo que retirarse del fútbol tras la lesión que le provocó. Tras esto y las graves críticas que sufrió vimos durante un tiempo a un Keane más contenido en el cesped.


'Mi actitud fue, que se joda. Donde las dan las toman. Tuvo su recompensa. Me jodió y mi actitud es la de ojo por ojo.'


Un último incidente en la vida de Roy que me gustaría destacar es el abandono que tuvo del mundial de 2002.
Pocos días antes del comienzo de la competición el equipo fue llevado a entrenar a Saipan. En lo que debía de ser una concentración seria, Keano pronto vio un cierto mamoneo de cara a la galería. Según él estaba disconforme con las instalaciones, los excesivos viajes, los campos de entrenamiento y las continuas visitas de personalidades irlandesas a la selección. Keane explicó su disconformidad con su entrenador y le propuso abandonar. La federación irlandesa medió y le convencieron para que se quedara.
Días después en una entrevista para un periódico irlandés explicó sus desavenencias con la concentración y en el momento en que su entrenador, Mick McCarthy, le reprochó su comportamiento Keane estalló:

'Mick, eres un mentiroso... Eres un puto gilipollas. No te soporto como jugador, no te soporto como entrenador y no te soporto como persona. Eres un puto gilipollas y te puedes meter tu copa del mundo por el culo. La única razón por la que tengo trato contigo es porque, nadie sabe como, eres el seleccionador de mi país. You can stick it up your bollocks'
Esto último amigos no he encontrado manera de traducirlo.

Posteriormente una consultoría externa emitió un informe dando la razón a Keane, encontrando que la estructura de la federación irlandesa no era la propicia. Eso desató una fiebre por el mundial en irlanda.

Hasta aquí ponemos punto y final a la vida de Roy como jugador. Hay mucho más material y mucho más que nos irá dejando con el tiempo ya que ahora es entrenador. Es posible que algún día le veamos entrenando a su querido Manchester. Ferguson ha expresado su deseo de que así sea pero eso a día de hoy no lo decide él.
Si queréis saber más acerca de Keane podéis consultar la wikipedia.


5 Responses
  1. Mark Says:

    Sin duda uno de los futbolistas más hijo de puta y mala persona que ha pisado un campo de fútbol. Hay muchos jugadores expeditivos, pero Keane era un hooligan y un subnormal.

    Es una pena que un banquillo como el del Ipswich Town, por el que han pasado hombres como Bobby Robson, esté ahora ocupado por este personaje.


  2. Ivanhoe Says:

    Yo os dejo dos perlas desde que es entrenador: el primer enlace es tras ser preguntado por la famosa jugada de Henry en el Francia-Irlanda de la respesca.
    http://news.bbc.co.uk/sport2/hi/football/internationals/8370327.stm

    Este segundo es al acabar un partido, tras una derrota de su equipo..ojo a la mirada fulminante..
    http://www.youtube.com/watch?v=RkissZxl5hA&NR=1


  3. Melo Says:

    Este tio era un capullo, pero reconozco que tenía un par de ...
    Tecnicamente no era un lujo, pero era un jugador fiel y que se dejaba el alma en cada disputa...
    Como futbolista merece mis respetos, pero fuera del campo acabó convirtiendose en un prepotente que terminó perdiendo el respeto por sus rivales...


  4. Yakito Says:

    Igual más que respeto le tenían miedo pero tengo la sensación de que los que partían el bacalao en el vestuario eran él y Giggs.

    Lo de Haaland le retrata perfectamente como persona, aun así le da al aficionado medio (como un servidor) lo que quiere: espectáculo y entrega, sin importar el medio ni las consecuencias.


  5. Anónimo Says:

    el que tenga caracter y mucho genio y que sienta demasiado los colores de su equipo no tiene nada que ver para ser mala persona
    en cuanto a las polemicas salvo esa famosa entrada .lo demas son opiniones personales del jugador en las cuales estoy de acuerdo en la mayoria
    y en la polemica del mundial keane actuo simplemente como capitan.