Racing Albacete. Culo a tope de goles.

Muchas veces miramos la jornada liguera y decimos 'Pues me veo el de mi equipo y del resto de partidos no me interesa ninguno'. A priori siempre hay partidos entre un equipo de la zona baja y otro de la zona media-baja que huelen a pestiño desde el momento de su concepción.

Por suerte, en ocasiones parece que incluso a ambos equipos les da igual el propio partido, se desmelenan y empiezan a jugar sin preocuparse de las defensas, simplemente pendientes de meter goles como si estuvieran en el patio del colegio y es ahí donde dan un espectáculo digno de ser recordado.

Esto que estoy diciendo por suerte o por desgracia suele pasar mucho en los encuentros de copa en los que a ninguno de los dos equipos les va la vida en ello, saben desde el principio que no van a ganar dicho torneo y juegan con un nivel de relajo en defensa que termina convirtiendo los encuentros en auténticos partidazos. El caso del Almería-Mallorca de este año con un 4-3 y un 3-4 es un buen ejemplo.

Pero quería hablar de un caso singular; el de un Racing de Santander vs Albacete de la temporada 95/96, aquel día los dos equipos empataron a cinco.


Admítelo, nunca has jugado un Racing Albacete en el FIFA

Y es que en aquel partido debió haber mas fallos defensivos que gazapos en la película Comando.
Repasando las alineaciones recuerdo a un Racing con rusos y jugadores del este de la época post-Dimitri Radchenko con Popov, Faizulin y Zigmantovic. También andaban por ahí el eterno Ceballos bajo palos y Billabona.

El fútbol del este, sin duda el mejor del mundo.

Del Albacete también hay miga; entrenados por un Benito Floro en la época en que era visto como una especie de mago del fútbol capaz de convertir cualquier equipo medio en un aspirante a título.
Pero de entrenadores no vive el fútbol y en el cesped estaban la jóven promesa Escaich, Maqueda, Zalazar (creo que era el tipo que rompía la pelota en cada falta, aunque a este igual le estoy confundiendo con 'el Toro Aquino'), Bjeliça y me quedo con la duda de no saber si ese Luna que aparece es el que provenía del Sporting de Gijón.

Desde entonces hasta hoy no he vuelto a ver un empate a cinco en liga, creo que es el record, que nunca se ha empatado a seis. De hecho al Albacete le llevó trece años volver a marcar cinco goles fuera de casa.
Han pasado quince años de toda esta historia, espero que pronto podamos volver a ver un orgasmo de fútbol de ese calado en cualquier campo de primera.

RACING: Ceballos, Luis, Pablo, Roncal (Faizulin 23'), Billabona, Alberto, Zigmantovic (Tomás 34'), Txema, Iñaki, Popov y Herrera
ALBACETE: Marcos, Manolo (Escaich 83'), Alejandro, Tomás, Vasiljevic, Maqueda (Zalazar 55'), Jesús, Josico, Luna, Bjeliça y Riesco
GOLES:
1-0: Billabona (1')
1-1: Bjeliça (p.) (10')
1-2: Bjeliça (11')
2-2: Faizulin (45')
2-3: Josico (52')
2-4: Coco (67')
3-4: Popov (73')
4-4: Alberto (75')
5-4: Alberto (80')
5-5: Luna (87')
4 Responses
  1. Melo Says:

    Es curioso que Coco marcara el 2-4 para el Albacete y ni siquiera lo hayas incluido en la alineación...LOL.

    Un abrazo Iñakito...


  2. Mark Says:

    Se veía venir lo que iba a pasar ese año en Albacete (ese mismo año la Real Sociedad le cascó un 8-1), un equipo en el que aparte de Bjeliça no había nada más. De ese mismo año me quedo también con el estratosférico 3-8 del Valladolid al Oviedo, con un Peternac metiendo él solo 5 goles y un Japón Sevilla absolutamente enloquecido.

    Por cierto, ¿qué quiere decir esa homosexualidad de "culo a tope de goles"?


  3. Yakito Says:

    Por cierto, Zalazar enchufaba bien las faltas, verdad?

    Es que ando con la duda. En unos desplegables que te daban con matutano le ponían como jugador estrella del albacete.


  4. Pero como puede alguien escribir bien una alineación, si se documenta con los despegables del matutano, por dios.
    Y lo mejor de la entrada, sin lugar a duda, es el título, es acojonante.
    Un saludo a todos.