Fantasmas sobre el cesped

Hay equipos y entrenadores cuyo único propósito es el de evitar que el espectador pueda ver algo parecido a un partido de fútbol; bien sea por juntar demasiados jugadores en el centro del campo, bien sea por tener una orden directa de parar el juego a base de patadas o simplemente porque los jugadores parecen haber donado sangre en los vestuarios y no corre ni Dios.

El caso es que de esos equipos siempre sale algún jugador que llega a otro equipo en el que el propósito no es el de aburrir y acostumbrados a la rutina anterior siguen apareciendo muy poco durante el partido. La gente dice que es 'el trabajo sucio que alguien tiene que hacer' o 'que hacen un juego poco vistoso pero necesario para el equipo'. Es cierto, pero también hay casos de jugadores que parecen salir al campo con gabardina, gorro y gafas de sol dispuestos a que árbitro, entrenador y jugadores no se enteren de que han estado allí. Yo los llamo jugadores fantasmas y hoy quería exponer el caso de algunos futbolistas que no se sabe bien cómo pero domingo tras domingo se chupan noventa minutos sin participar nada en el juego.

PAULO ASSUNÇAO
Quizá este sea el mejor ejemplo de lo que quiero decir. Llegado el año pasado al atlético de madrid todavía sigo sin saber cuál es su función en el equipo. No se si roba balones o distribuye el juego. A pesar de ser titular habitual en toda la temporada pasada no metió ningún gol y sus apariciones en los partidos son contadas, mas que nada pasar un par de balones al compañero más cercano y recibir dos o tres faltitas por partido. Con esto ya le da para jugar en primera, el día que se eche una carrera lo ficha el manchester.
Lo más grave del caso es que da igual que entrene Aguirre o Resino, el tipo siempre juega y ni siquiera la afición parece notarlo.





PABLO ORBAIZ
Uno de los capitanes del Athletic y uno de los más influyentes en el vestuario de bilbao.
Este hombre rindió a gran nivel durante las temporadas en las que el Athletic estuvo a punto de descender. Robaba balones, hacía piña y sabía mantener la cabeza fría en los peores momentos.
Desde hace un par de años la situación parece haberse aliviado y Orbaiz también parece haberse relajado.
Lleva tiempo haciendo lo mínimo para mantener la titularidad, cuando está lesionado o expulsado el equipo juega exactamente igual que cuando permanece en el campo. Inexplicablemente, sigue siendo una de las piezas claves del Athletic.
Dicen que el que tuvo retuvo, espero que vuelva al nivel de antaño.





NABIL BAHA
Tras la espectacular temporada del Málaga el año pasado todos hemos ido conociendo poco a poco a su plantilla, muchos dirán que los artífices de ese gran año han sido principalmente Apoño, Duda y Baha.
Para ser honestos Baha comenzó el año siendo uno de los goleadores de su equipo. En sus apariciones como segundo punta llevaba gran peligro, anotaba bastantes goles y la noche del Bernabeu se erigió como jugador a tener en cuenta. Hasta ahí todo perfecto pero a partir de la segunda vuelta empezó su transformación fantasmal. De la noche a la mañana comenzó a vagar por el campo sin relevancia alguna.
Su bajón lo acusó el Málaga en el sprint final por meterse en la Europa League, que echó de menos sus goles.


RENATO
Seguramente sea injusto al meter a Renato en este saco. Como todos los anteriores esto es una opinión mía y creo que al incluir a Renato en la lista me mojo bastante. Que no se me enfade ningún Biri, no dudo de la calidad de este jugador, simplemente me parece irregular como pocos, capaz de cuajar un gran partido como de desaparecer del campo las cuatro siguientes jornadas.
Renato es uno de esos jugadores que tiene el don del gol. Sabe estar perfectamente colocado para que el rebote le caiga a él, sabe coger el balón en la mediapunta y colocártela en la escuadra y también es clave en el juego a balón parado del Sevilla.
Desgraciadamente no acostumbra a tomar café todos los domingos y hay días en los que sale al campo dormido, cerrando partidos en los que sus apariciones son escasas y sencillas: Pasar el balón sin ningún riesgo ni idea y evitar meter la pierna (la salud ante todo).
Espero que termine de despuntar y sea más regular. De hacerlo podría ser no un jugadorazo, que ya lo es, sino un crack capaz de decidirte los partidos.

Seguramente vosotros tendréis vuestra opinión y vuestros favoritos para la lista. Sería interesante hacer un once con todos aquellos fantasmas que pululan por primera división. ¿Aguantarían la categoría?
6 Responses
  1. AnderTaker Says:

    No se si tengo claro el concepto Iñaki; pero si por jugador fantasma entiendes un tipo que durante todo el partido se dedican a correr de una parte a otra del campo detrás del balón (tb. llamado presionar); aprovechar la habilidad de los compañeros para luego fallar en un mano a mano ante el portero (desmarce de libro); y meter, de vez en cuando, gili-goles a porteria vacia (de listo, o por estar donde se tiene que estar); el mayor fantasma de la Liga BBVA juega en el Real Madrid C.F.y se llama Raúl González Blanco.


  2. Ale Says:

    A esa clase de jugadores yo los llamo picapedreros, gente que está basicamente para estorbar al rival con faltitas, metiendo la pierna oportunamente para desviar el balón en los pases contrarios o lanzando un codazo disimulado en los balones divididos. Generalmente suelen ser jugadores que malviven en el centro del campo, donde su limitada capacidad técnica pasa sorprendentemente desapercibida porque se aprovechan del jugon que le ponen al lado. Recuerdo aquel frances con el cartel de galáctico llamado Petit que llegó al Barça en la era post Figo. El muchacho se pasó todo un año rotando en todas las posiciones del campo y aún así no se sabia muy bien cual era su aportación.


  3. Mark Says:

    Me quedo con Raúl, aunque no responda totalmente al apelativo de "jugador fantasma". Hay muchos delanteros, como por ejemplo Inzaghi, que tienen una trascendencia nula en el juego y en cualquier momento te la clavan, sin embargo Baúl no sólo no hace nada sino que entorpece y dificulta las acciones de sus compañeros


  4. Melo Says:

    Yo no entiendo por jugador fantasma eso que vosotros comentais...para mí jugadores fantasma son aquellos que pasan por los equipos sin pena ni gloria, que forman parte de la plantilla pero rara vez disputan algún minuto...por ejemplo, Congo cuando estuvo en el Madrid, o Secretario...o el mismo Muñoz en el Athletic, o Cvitanovic en la Real...no sé...justo Asuncao y orbaiz me parece que hacen una labor importante para sus equipos cuando están en el campo y gozan de minutos, lo que ocurre es que si ves un partido y sólo te fijas en el balón, pues a parte de una visión muy limitada del juego, te quedarás con las chorradas de Robinho o CR9, o con las hostias de Pepe y no con las coberturas de Lass o el equilibrio de Albelda... El otro día en el partido del Sevilla con el Madrid os dije fijaros en Zokora, que hace una labor de la hostia, y cuando acabo el partido, el que para Yakito podría ser un jugador fantasma se convirtió en un jugador revelación...


  5. Yakito Says:

    Lo primero es decir que cuando he puesto que 'vosotros tendreís vuestros favoritos' si pinchais en esas palabras aparecerá Raúl Gonzalez Blanco.

    Los jugadores que he puesto son los que van mas allá del trabajo desapercibido, son los que no hacen ningún trabajo. Por supuesto hay alguna exageración pero estos cuatro que he querido mencionar o llevan una racha muy larga sin aportar lo que se espera de ellos o cumplen a la perfección la ley del mínimo esfuerzo.


  6. Melo Says:

    Creo que Renato fue el que dio el gol de la victoria al Sevilla contra el Madrid, y por otro lado, Orbaiz aún no ha debutado en liga por lo que difícilmente puede aparecer en la alineación...del resto no opino...