RAÚL GONZÁLEZ: VIDA Y MILAGROS


Una temporada más el gran arcángel blanco se dispone a sobrevolar majestuosamente el Bernabéu e impregnarlo de su preciosista fútbol. Lo que parecía a priori imposible -frenar a la auténtica pléyade de estrellas fichadas por Florentino- puede conseguirlo el ínclito Raúl González sin despeinarse una sola de sus greñas.

Ya van varias temporadas que viene apestando el cuento de Raúl, no voy a negar que ha sido un grandísimo jugador pero ya está de vuelta de todo y la alta competición le viene pelín grande. Los forofos raulistas defenderán que no será tan malo cuando ha resistido viento y marea mientras otros cracks que han compartido delantera con él han salido escopetados y por la puerta de atrás (Morientes, Anelka, Owen, Ronaldo...). Lo cierto es que la mayoría de estos jugadores han tenido mejores cifras que el Rulo, incluso jugando en posiciones más escoradas para poder hacerle un hueco en la delantera al inmortal. Esta temporada parecía que habiendo fichado a Cristiano Ronaldo y Benzemá más la presencia de Higuaín y la recuperación de Van Nistelrooy, los ocupantes de las posiciones de ataque iban a estar caras, pero el antiguo 7 de España puede que ya tenga adjudicada una. Por lo visto a Pellegrini se la han metido bien doblada y le han atado las manos o no tiene ni puta idea (me inclino más bien por la primero) ya que las probaturas que ha hecho durante la pretemporada apuntan a que "el que nunca hace nada" estará en el puñetero centro del ataque creando un agujero negro al que irán a parar las asistencias de Ronaldo, Kaká o Xabi Alonso, y mientras tanto Benzema rezando a Alá para que el profeta del gol se vaya a su puta casa.
Raúl desarrollando su mayor habilidad: tocarse los huevos

Nunca he llegado a entender muy bien esa pleitesía y servidumbre que hay hacia Raúl desde una gran parte de la prensa, pero existe y su alcance es mucho mayor de lo que podría parecer a primera vista. Lo de la Cadena SER y Manolo Lama podría llegar a considerarse pornografía deportiva, porque las pajas que le hacen al "Tom Cruise del fútbol" (no sé si la Sexta se va a fusionar o no, pero si desaparece no pasaría nada) no son ni medio normal. Por supuesto en el diario As están sus palmeros Roncero y Guasch -amantes del fútbol tabernario- y en el Marca tiene a su paladín Eduardo Inda, que le otorgó el prestigioso premio "Marca Leyenda", galardón que haría palidecer al Balón de oro o el FIFA World Player. Y por si todo esto no fuera poco, dentro del equipo tiene una buena guardia pretoriana con Guti y Sergio Ramos, ya que a su lugarteniente Salgado le han mandado a freir espárragos.

¿Se señala el número o tiene un ataque de lumbago?

Así que ya vemos que la tarea de apartar a Raúl no ya del fútbol, sino del once titular del Real Madrid, es misión imposible porque ÉL es el Madrid. Lo más triste de todo es que el narizotas se tira 8 de cada 9 partidos retozando por el verde y cuando suena la flauta y le mete un gol al Sevilla, el Valladolid o al equipo infantil femenino del Bate Borisov ya empiezan a rugir las voces que claman por el enésimo retorno del hijo predilecto, y que señalan el espíritu de garra y lucha que siempre han distinguido al Madrid. Vamos, que da igual que Raulito no le gane una carrera ni a Manuel Fraga, lo importante es que es el que más kilómetros hace deambulando por el centro del campo sin ton ni son; da igual que en los partidos clave se borre y parezca un alma en pena, porque cuando aparezca para marcar el octavo gol contra el Maspalomas ahí estará para señalarse su número 7 con aires de grandeza, porque todos sabemos que David Villa es un puto advenedizo que tarde o temprano deberá devolverle su trono al rey; y lo más importante, qué más da que con Raúl en el campo el juego sea el doble de lento y de previsible, ya que sabe mucho mejor encontrarse una victoria en el último minuto de folla y apelando al espíritu de Juanito, de San Pedro o Rita la pollera. Sinceramente, a veces me da la sensación de que Raúl obliga a sus compañeros a bajar el pistón para no quedar en ridículo, por eso elige él mismo su posición en el campo y a partir de ahí ubica a sus compañeros, porque cuando ha tenido que jugar en banda ha dado vergüenza ajena.

"Tranquilo Guti, vengaremos a Malulo. De aquí no nos sacan ni con agua hirviendo..."

Pero el deportivo no es el único aspecto en el que el señor González deja bastante que desear, su relación con gran parte de sus compañeros es cuanto menos tensa. No tiene muy buen feeling con Casillas, nunca asiste a las cenas con el resto del equipo y todos sabemos la camarilla que tenía formada en la selección hasta que Aragonés se olió que el mirlo blanco estaba planeando hacerle la cama. Eso sí, su profesionalidad está fuera de toda duda: no frecuenta discotecas, no sale nunca de casa, va siempre con cara de amargado y llega siempre el primero a los entrenamientos. Durante los partidos no da una, pero ¿desde cuando ha importado eso?

Pero que el presente nebuloso del Alma Mater del Madrid no nos haga olvidar su pasado: gracias a Raúl comprendimos que no teníamos ni puñetera idea de fútbol, que el recorte y la vaselina baja no existían en este deporte hasta que él inventó "el aguanís" y "la palanca", o que le sobraban huevos para llamar por teléfono al alcalde y exigirle que les deje subir a la Cibeles.

Ya lo dijo Emilio Butragueño hace unos años: "Raúl es el Madrid y el Madrid es Raúl". Así van las cosas.
6 Responses
  1. Yakito Says:

    Gran artículo Mark.

    Supongo que esta temporada jugará cada vez menos, especialmente si al final se queda Negredo.
    Hazme caso, quedaría hasta bien que Negredo se ganara un puesto en el once eliminando a Van Nistelrooy, Higuaín y Raúl.
    ¿O acaso crees que Negredo es ahora mismo peor que alguno de estos?


  2. Mark Says:

    Pues sí, parece mentira que Negredo tenga que irse del Madrid para que su puesto lo oculte EL LASTRE. Y encima de echarle, le van a joder bien mandándole a jugar a Rusia. Ya puestos que le manden a un gulag de Siberia a hacer trabajos forzados...


  3. Ivanhoe Says:

    jajaja Mark te has quedado a gusto ehh?? Yo, que vivo en Madrid, tengo que aguantar a Raúl y a los raulistas día si y día también...solo doy gracias a Luis Aragonés por apartarlo de la selección, ha sido el único que ha tenido huevos (con perdón) a apartarle de un equipo


  4. Melo Says:

    Viniendo de un aficionado del Barca comprendo tu envidia hacia el gran capitan blanco...
    Podríamos escribir algo parecido de Pujol??el alma mater del Barca...lleva un par de añitos...
    pero bueno, como solo son opiniones...
    Ivane, cunado nos vemos entonces??


  5. Mark Says:

    Lo mío no es una opinión, Raúl es un lastre.

    Si fuera por mi propio interés, que Raúl sea titular hasta que el infierno se congele. Como la etapa post-Raúl del Madrid sea similar a la de la selección, estamos aviados...


  6. Anónimo Says:

    Raúl. Y Guti follandose a Helguera