La liga deportiva robot.

Hace unos días hablaba de los Detroit Pistons y mencionaba de rebote el Bill Laimbeer's Combat Basketball. Hoy quería hablar de videojuegos con licencias absurdas y futuristas. Bueno futuristas; futuristas de los 90, que no es poco.

El panorama deportivo-virtual ha cambiado mucho desde entonces hasta nuestros días. Hoy te compras un juego y te preocupas de que estén todas las licencias originales, los escudos de los equipos y la información más completa posible. Ya no existe esa imaginación made in japan que tenían los programadores para hacer divertidos videojuegos de robots que practican deporte.
Y es que antes la batalla no estaba en tener todas las licencias. Antes la desarrolladora pagaba por tener la licencia de un jugador concreto y que sea el usuario quien imagine que los rivales también son los 'rivales oficiales'.

Mezcla un poco de todo esto nació el antes mencionado Bill Laimbeer's Combat Basketball.
En el año 2030 el baloncesto se ha convertido en un deporte extremadamente agresivo en el que sólo participan robots humanoides y Bill Laimbeer, el único humano que no teme a la dureza de la liga robot de baloncesto. En esa liga los jugadores son reemplazados en cada partido porque al terminar quedan destrozados. Todos salvo Bill Laimbeer, que por lo visto es indestructible.
Quienes han jugado dicen de este juego que es un pestiño, tanto por la deprimente IA de la máquina como por el control (tan sólo se utiliza un botón para jugar).


Bill Laimbeer es más duro que tú y lo sabes.

Si el baloncesto tenía liga robot el fútbol no podía ser menos y con Soccer Brawl pudimos vivir la pasión del fútbol del futuro. En esta ocasión el deporte rey es una mezcla de 'soccer' y fútbol americano donde todo vale, desde romper a tu rival y dejarle echando humo, hasta hacer super tiro y machacar al portero. El juego es bastante entretenido y siempre que pongo un emulador de Neo Geo es de los primeros en caer a pesar de que España vista a rayas rosas y verdes. Y es que nunca supe qué problema tuvo SNK con España porque tanto aquí como en el primer Super Sidekicks los colores de la selección no son los correctos.


¡Y españa vuelve a ganar el mundial!

Y ya que la liga robot se había puesto de moda apareció la segunda parte del Power Spikes en el que podías elegir entre jugar con hombres, mujeres y la 'hiper liga', con robots humanoides. Esta vez no había países sino equipos asesinos como los 'lethal machines', 'metal breakers' o los 'power spikers'. ¿Qué diferencias había entre hombres, mujeres o robots? Que yo recuerde ninguna salvo el árbitro que en liga robot era una suerte de Cortocircuito. Decir del juego que anduve viciadísimo durante una temporada a la recreativa. Divertido como pocos.


Los que comentan este vídeo desde luego no tienen ni puta idea, el juego era buenísimo.


Por último no quería olvidarme del 'The Mission'. Llegaba la eurocopa del 2000 y como es costumbre Nike sorprendía a los telespectadores con un anuncio-superproducción en el que una horda de robots robaba el balón Geo Merlin y se las tenía que ver contra el equipo Geo Fuerza que estaba protagonizado por las superestrellas Edgar Davis, Luis Figo, Nwankwo Kanu, Andy Cole, Thierry Henry, Fabio Cannavaro, Josep Guardiola, Liliam Thuram y Dietmar Hamann. ¿El entrenador de aquel elenco de campeones? Louis Van Gaal.
Contra todo pronóstico el juego no era de fútbol, sino de avanzar por un edifico a balonazo limpio esquivando las trampas mientras acabamos contra los robots ninja enemigos a pelotazos. Y es que, ¿quién no ha querido entrar nunca en un lujoso edificio y destrozar todo a balonazos?
Como no podía ser de otra manera el juego era un truñazo de cojones y aunque lo tenía en mi videoclub para alquilar y me picaba la curiosidad, nunca gasté mis pesetas con semejante producto.

Para mayor chapuza algunos jugadores no coincidían entre el juego y el anuncio.

Hasta aquí mi breve repaso por los juegos deportivos con robots como protagonistas.
Por desgracia las compañías arriesgan cada vez menos con sus lanzamientos y lanzan eternas continuaciones de éxitos pasados, obligándonos así a ver nuevos Resident evil cada vez más desaboridos o la enésima parte de Castlevania.
Será difícil que volvamos a ver un juego deportivo con robots creado por el simple placer de divertir, ahora lo que pega son los simuladores deportivos ultrarealistas.
Al menos aún nos quedan los juegos de lucha. Un terreno que permanece intacto con el paso del tiempo y al que algunas tramas absurdas o los golpes imposibles favorecen y si no, ¿qué sería del Tekken sin Kuma o de Ryu sin lanzar Hadokens?
El día que eso ocurra los videojuegos habrán terminado de perder su fantasía.
3 Responses
  1. Alain Says:

    kuidado iñaki, q ultimamente ha entrado fuerte el UFC undisputed y supuestamente es un simulador hiperreal..


  2. Yakito Says:

    Si me parece bien que haya juegos de este tipo, lo que no me gustaría un pelo es que dejasen de sacar Street Fighter y se comiera todo el pastel el UFC o cualquier mariconada tipo Kinect y combates.


  3. Ivan Says:

    Muy entretenido, la verdad que yo estoy picado jugando...
    Saludos