Expedientes X: Brian Williams.

A falta de seis décimas los Bulls metían la canasta que terminaba de apostillar el triunfo en la final del 97. Los jugadores se fueron a abrazar a Michael Jordan. Era una noche feliz en chicago y uno de los integrantes de aquella plantilla, Brian Williams se proclamaba por primera y única vez campeón de la NBA. Seguramente fue la noche más feliz de su carrera deportiva, pero su vida distó mucho de ser una vida feliz.

Repasemos ahora uno de los casos más sorprendentes del mundo del deporte, con todos ustedes Brian Carson Williams.

Brian es hijo del cantante Eugene Williams de los Platters. Así a primera vista la mayoría no sabrán de quienes se trata pero quizá os suenen más por el tema Only you. Este detalle no tiene mucho que ver con su carrera profesional pero no siempre sale un deportista profesional de un cantante, mas bien las estrellas de la música suelen tener vidas ajetreadas en las que el dinero y los excesos se suceden. Quizá, y esto es suposición mía, Brian heredó esa inestabilidad que marcó su personalidad.

Como profesional comenzó su carrera con los Orlando Magic, después pasaría a los Denver Nuggets y de ahí a Los Angeles Clippers. Sus números mejoraban y Brian pidió una mejora de contrato desproporcionada. Tanto fue así que al comienzo de la temporada estaba sin equipo y desahuciado hasta que a final de temporada fichó por los Bulls para que les echara una mano en la consecución del anillo que comentaba al principio. Tras su breve paso por Chicago marchó a los Detroit Pistons donde jugó un par de años, cambió su nombre por el de Bison Dele en honor a sus ancestros afroamericanos y se retiró a la edad de 31 cuando estaba en la plenitud de su carrera.
Aquella retirada dejó a la directiva de Detroit sorprendida, ya que le restaba un buen contrato y no tenía ninguna razón de peso para abandonar el deporte.



¿Por qué lo hizo?
No era ningún secreto que Bison Dele estuvo en tratamiento psiquiátrico por depresión y tendencias suicidas mientras fue jugador de la NBA. Es esa extraña infelicidad del que lo tiene todo y ya nada le satisface, así que en su retiro organizó un viaje en barco hacia la polinesia francesa. En ese barco fueron él, su novia, su hermano y el capitán del barco.
Aquel viaje no pudo acabar de manera más trágica.

En la costa de Tahití aquel barco desapareció y fue encontrado días después con otro nombre (De Hakuna Matata había pasado a ser Aria Bella) y agujeros de bala tapados. Al parecer tanto Dele como su novia, como el capitán habían sido asesinados y sus cuerpos fueron lanzados al mar. Todo esto dejaba a su hermano como principal sospechoso.

Los dos hermanos en su infancia.

Las sospechas se acrecentaron cuando se descubrió que mientras los tripulantes del barco estuvieron desaparecidos la madre de Dele recibió una llamada de su hermano, Miles Dabord, diciendo que el nunca haría daño a Dele y que sería incapaz de sobrevivir en prisión.

El caso había adquirido un mediatismo tremendo e incluso se implicó en ello el FBI para investigar el caso. El hermano de Bison fue detenido poco después en Arizona, al falsificar la firma de Bison para comprar 152.000$ en oro.

Poco después de ser detenido fue puesto en libertad por falta de pruebas. En ese momento Dabord se produjo una sobredosis de insulina que le produjo un coma que lo terminó llevando a la tumba. Nunca se supo exactamente que pasó en aquel barco ni cuales fueron las causas del asesinato. La policía concluyó que Dabord asesinó a los tres tripulantes y los lanzó al mar.

Normalmente os contaría un chascarrillo prefiero dejar la memoria de Brian Williams, Serena Karlan (la novia), Bertrand Saldo (el capitán) y Kevin Williams (el hermano de Brian que también se cambió el nombre a Miles Dabord) tranquila.

Si queréis saber más de este curioso caso echad un vistazo a este enlace, cuentan la historia mejor que yo.

El Hakuna Matata.
1 Response
  1. Mark Says:

    una historia muy interesante la de williams,la prueba de que el baloncesto puede ser muy bonito pero lo que rodea al deporte de alto nivel no es fácil de procesar. por cierto, te recomiendo los artículos de ganzalo vázquez, el tío sabe un huevo de basket y escribe muy bien