Expedientes X del fútbol: Phil Chisnall

Phil Chisnall fue un jugador inglés de la década de los 60.

Comenzó jugando como delantero en el Manchester United y acabó sus días como centrocampista.
Tras unas buenas temporadas en el Manchester tuvo un bajón importante entre el 64 y el 67, marcando tan solo un gol en esos años.
Una vez acabadas esas fatales temporadas fichó por el desconocido Southend United, donde volvió por sus fueros e hizo los mejores registros de su carrera: 28 goles en 142 partidos.
Se retiró a la temprana edad de 29 y fue una vez internacional con la Inglaterra sub 23, donde por cierto no marcó.

Pero, ¿Por qué se retiró tan pronto? ¿A que se debió el bajón entre el 64 y 67? ¿Por qué tiene una entrada en putofutbol con unos números tan normalitos?
Si queréis resolver estos misterios acompañadme a lo desconocido. Bienvenidos a los expedientes X del fútbol.

A nuestro amigo Phil se le empezó a torcer la vida el día que tras el entrenamiento fue llamado a los despachos del Manchester donde le esperaban su entrenador Matt Busby junto al mítico entrenador del Liverpool Bill Shankly.
Le estaban ofreciendo un contrato para pasar del Manchester United al Liverpool, algo que en inglaterra está considerado como pasar del Barça al Madrid. El joven Phil no sabía lo que estaba a punto de firmar.
El Liverpool venía de ganar la liga y los Beatles sonaban en todo el mundo.
La ciudad molaba el doble que Manchester, así que firmó y pasó a engrosar la plantilla de los 'Rojos de Merseyside' por 25.000 libras (unos 26.090 euros).

Como se suele decir el resto es historia; unos primeros malos partidos, seguramente debido a la presión y las ansias por agradar. El balón no terminaba de entrar, pasó a la suplencia y de ahí se marcó tres temporadas en blanco dejando que pasara el tiempo.

Al verse denostado decidió escapar del Liverpool y pasó al Southend United por bastante menos de lo que costó su traspaso (12.000 libras).
Ahí volvió a recuperar la titularidad y se sintió jugador de nuevo. Tras unos buenos años fichó una temporada por el Stockport county y finalmente se retiró a los 29.
Desconozco por que se retiró tan pronto pero para darle un toque de romanticismo a todo esto diremos que lo hizo arrepentido por lo que pudo ser y no fue.

Desde entonces hasta hoy ningún jugador ha sido traspasado directamente de un club a otro. Han pasado 45 años y nadie ha querido repetir la experiencia, ¿casualidad o misterio?

El caso mas cercano de un futbolista que estuvo a punto de romper esta racha lo tenemos en el argentino Gabi Heinze, que estuvo a punto de firmar por el Liverpool por petición de Rafa Benitez.
Finalmente Heinze se decantó por el Real Madrid abriendo una brecha de odios y rencores entre Alex Ferguson y el Madrid, pero de eso hablaremos otro día...

Gñé! Yo quería hacer historia.
2 Responses
  1. Mark Says:

    Buen post de historia negra del furgol, en su momento se comentó bastante lo de Heinze y por qué motivo al final no marchó al Liverpool. Seguramente Heinze no tenía ni puñetera idea de la leyenda negra de Chisnall, así que si el Liverpool hubiera pagado más pasta, ahí que habría ido. Una idea para otro futuro post de Expedientes X: ¿por qué todo jugador o entrenador que ficha por el Atlético de Madrid acaba hundido en la mierda y difícilmente levanta cabeza en el resto de su vida deportiva?


  2. Yakito Says:

    Pues no te creas, lo de Chisnall vino a raiz de otro artículo que quería escribir sobre el gran Liverpool de Dalglish, Souness, Robinson, Toshack y compañía.

    En medio de la documentación me encontré con este tipo y me llamó la atención.

    Comentar que no hay nada escrito en castellano sobre Chisnall y que si escribes Phil Chisnall en google aparecemos los segundos.
    Un nuevo logro para puto futbol.

    PD: Estaría bien contar algo sobre ese gran Liverpool, ¿verdad?