¿Vuelta a la normalidad?

Se suele decir que no es recomendable mezclar política y deporte. Que es pisar un terreno peligroso en el cual posicionarse de un lado o del otro siempre trae problemas, independientemente de las ideas que cada uno muestre. Quizá por el miedo a que eso ocurra no hay muchos casos de deportistas que alcen su voz dando su opinión sino todo lo contrario, se dejan llevar en lo que sin duda es una posición respetable y probablemente inteligente. Sin embargo, con motivo de las últimas noticias relacionadas con la petición por parte del parlamento vasco a acoger etapas de la Vuelta Ciclista a España y partidos de la selección española de fútbol, es inevitable reflexionar sobre el asunto y pensar el porqué hace tanto tiempo que ambos acontecimientos no se dan cita en el País Vasco desde los años 1978 y 1967 respectivamente. Para no ser sospechoso de nada, aclararé que esto es tan solo mi punto de vista. Soy de Madrid, votante de izquierdas y gran aficionado de ambos deportes.

Lo primero que me resulta sorprendente es por supuesto el plano deportivo. ¿Alguien ha visto una carrera ciclista por la tele sin aficionados vascos en la carretera? Yo desde luego no. No creo que haya un lugar más aficionado (y entendidos) al ciclismo que el País Vasco. El Euskaltel es un equipo de los más longevos en el pelotón actual y por descontado que un final de etapa en Bilbao o San Sebastián con una victoria de un corredor local sería celebrada igual o más que la de Iban Mayo en Alpe d’Huez.


Si hablamos de fútbol, no se entiende la historia de la liga o la selección española sin la aportación de históricos como el Athletic y la Real. Pocas aficiones son tan elegantes con el buen juego del equipo o jugadores rivales como el de San Mamés. ¿De verdad que no habrá gente que le apetezca ver jugar a una de las mejores selecciones del mundo actualmente, con el aliciente de que hay jugadores como Iraola, Xabi Alonso o Llorente en ella?

Desde fuera parece que problema deportivo no existe… ¿y político? Mis dudas se centran en la tolerancia de aquellos que no están de acuerdo, el éxito de convocatoria y la seguridad. El caso de la tolerancia es cuanto menos controvertido. En la memoria está la sonora pitada al himno en la última final de Copa del Rey. Los mismos que pitaban eran los que después del partido lloraban de felicidad o de tristeza por no ganar dicho trofeo. De hecho, en Barcelona se disputará la final de la Copa Davis este año, y es probable que algún aficionado culé que estuvo en Mestalla, también esté en esa final. Entiendo que alguien que no se sienta español no quiera ver a la selección o la Vuelta, pero es tan sencillo como hacer el día de la etapa o del partido lo mismo que aquel que no es aficionado al futbol ni al ciclismo, es decir, ignorarlo. Es una cuestión de respeto al que sí está interesado. El presidente de Athletic ha declarado “no percibir un sentir por acoger a la Selección". Sin embargo, sí ha solicitado ser sede para la candidatura España-Portugal del mundial 2018, al igual que la Real y Anoeta.

Y por último el tema de la seguridad, seguramente el más espinoso. Quizá es ahí donde radica el mayor problema, pero supongo que si se piensa organizar algún tipo de evento de este tipo es porque existen garantías para ello.

Mi conclusión personal es que es una pena que algo tan normal como un evento deportivo de gran interés no pueda ser disfrutado en el País Vasco por aquellos que lo deseen. No creo que sea ninguna provocación de ningún tipo, siempre y cuando no sea utilizado como arma política por nadie. Al final es lo de siempre, deporte y política no mezclan bien.

4 Responses
  1. Mark Says:

    Seguro que a mucha gente le gustaría ver por aquí a la selección campeona de Europa, pero de ver un partido de España en San Mamés o Anoeta nos podemos olvidar. Si eso pasara, sería para Macua o Aperribay como firmar su carta de despido ante los socios. Habría altercados fijo y la gente que quisiera acudir al estadio no podría hacerlo con garantías de que no vaya a haber incidentes. Habría que ver que opinan de las palabras de Fernando Llorente los aficionados más intolerantes, seguramente le acusaran de ser riojano, cuando hasta ayer no lo era...

    En cuanto al ciclismo, me parece una vergüenza que el Tour de Francia pase en muchas ocasiones por el País Vasco, y mientras tanto las posibilidades de que algún tarado haga algo si alguna etapa de la Vuelta pasa por aquí son altas.

    Ese tipo de gente es la que se lo tomaría como algo personal, y es la que politiza el deporte


  2. Melo Says:

    Cuanto tiempo Le Tisier...
    La verdad que la llegada de los socialistas al poder en Euskadi está trayendo más de un quebradero de cabeza a los partidos de toda la vida, y está dando salsilla a la opinión pública.
    Si la selección viene a jugar a Euskadi, estoy seguro de que "Besugoiti" se frotaría las manos y haría suyo el logro. De momento, el alcalde de Barakaldo ha propuesto el estadio de Lasesarre para una posible sede de un encuentro de la sub-21, la verdad que me parece el mejor lugar para albergar un encuentro de estas características en Euskadi.

    Sobre el tema ciclista, pues qué decir, si el ciclismo es uno de los deportes más populares en el País Vasco, y el mítico final de vuelta en San Ignacio era un clásico, pero estamos en lo de siempre, la política jode el deporte.

    Por otro lado, no sé si política o no política, pero algo habrá tenido que ver nuestro "querido" Platini en el arbitraje del Francia - Irlanda no? Todavía no le he oido haer ninguna declaración...(Aquí huele a muerto y yo no he sido)


  3. Yakito Says:

    Bienvenido de nuevo Ivane!
    Que alegría verte escribir algo por aquí, de verdad.

    Hacer un evento de estas características en el país vasco sin duda sería una buena manera de medir la opinión pública.
    Igual es un poco pronto para hacer algo así, más de un nacionalista aún está con la pataleta de las últimas elecciones y si hablamos de los más radicales supongo que organizarían alguna como protesta hacia el 'estado español fascista y opresor'.

    De todos modos estaría encantado de ver a la selección en San Mamés. Estoy seguro de que más de un aficionado euskaldun estaría allí para disfrutar.


  4. Buenos días señoritas, y saludos a Ivanhoe-Le Tisier-Ivone que es la primera vez que hablo contigo.
    Yo no opino igual que vosotros, de hecho empiezo a pensar que no vivís en Barakaldo. Si no os conociera pensaría que sois de un país latinoamericano, como Honduras o Venezuela, donde en cualquier momento puede estallar una guerra civil.
    Creo que a día de hoy la gente pasa bastante de la política(quitando a los 4 de siempre que siguen erre que erre) y no les importa, por ejemplo, que en su ayuntamiento ondee una bandera de España o de Plutón. Sólo se trata de un partido de fútbol o de una carrera ciclista, no habría que darle más importancia, si lo hacemos es cuando surgen los problemas.
    Además hay bastante precendentes como la final de Copa del rey o la Supercopa de España que se disputo en San Mames, y no hubo ningún incidente. En mi opinión si juega la selección vasca también puede hacerlo la española. Y sobre la vuelta, si empieza en Holanda y pasa por Francia, porque no puedo hacerlo por aqui. Voy más lejos, este año la canción la va a hacer Kepa Junkera y la última etapa va a terminar en mi calle(la entrega de premios se hara en mi salón).
    Por cierto Melo, Platini ha dicho que se debería repetir el partido por el bien del fútbol, eso si después de saber que la decisión era que no se repetia. Algo si que huele.